miércoles, 9 de agosto de 2017

Todo lo que hay que saber sobre los Neumáticos

Las ruedas del coche son el único punto de contacto de tu vehículo con la carretera. Su funcionamiento influye en la dirección, la distancia de frenado y el agarre del vehículo y, por consiguiente, debes preocuparte de mantener la calidad y las prestaciones de los mismos por la seguridad que proporcionan y estar atentos a una presión inadecuada mantenida en el tiempo, tanto por exceso como por defecto. 
Por ello, mejor ser precavidos anticipándonos a problemas y a situaciones de riesgo, valorando cambiar los neumáticos cuando llegue el momento. Ha de primar la seguridad, la nuestra, la de nuestros acompañantes y la del resto de los conductores. Las cubiertas cuentan con testigos de profundidad. Legalmente, esta no puede bajar de 1,6 mm en el dibujo de la banda de rodadura, una marca que indica que ha llegado el momento de su relevo. 

El etiquetado obligatorio de los neumáticos esta compuesto por tres calificaciones: 
  1. La eficiencia energética
  2. La frenada en superficie mojada. 
  3. Nivel de ruido. 
Los neumáticos en el punto de venta, deben llevar el adhesivo facilitado por los proveedores de forma visible y exhibirlo claramente al usuario final, en la proximidad del neumático. 

Interpretación de un neumático: 

Ejemplo de dimensión: 225/55 R 17 97 W

225: corresponde a la anchura del neumático en milímetros. 
55: indica la serie del neumático, es decir, la relación entre la altura del flanco y la anchura de la sección del neumático. 
R: hace referencia a la construcción interna del neumático. 
17: se trata del diámetro interno del neumático o, dicho de otro modo, de la altura de la llanta. 
97: es el índice de carga. 
W: corresponde al índice de velocidad e indica la velocidad máxima a la que se ha certificado que un neumático puede soportar una carga con total seguridad. 

Es importante conocer la fecha de fabricación del neumático: viene reflejada en los laterales tras la palabra DOT, y consta de 4 números en relieve insertos en un pequeño ovalo. Los dos primeros incidan la semana de producción y los dos siguientes el año. Las cuatro cifras indican en que fecha se ha fabricado. Según pasan los años, la goma se endurece y se agrieta, perdiendo capacidad de agarre y flexibilidad. Por ello, los fabricantes recomiendan sustituir los neumáticos a los 5 o 6 años desde su instalación.
El distribuidor en la factura o adjunto a la misma debe indicar la clase de eficiencia en términos de consumo, adherencia en superficie mojada, si procede, y el valor medio de ruido en rodadura, conforme a los dispuesto.