miércoles, 18 de octubre de 2017

Compras por Internet

A partir del 13 de junio de 2014, entraron en vigor todas las modificaciones de la Ley de Defensa del Consumidor publicadas en el BOE el 28 de marzo, por lo que si compras un producto o servicio por internet te beneficiaras de unas normas más favorables de protección del consumidor, como la obtención de información fundamental antes de concluir el contrato, la ausencia de recargos injustificados en caso de pago con tarjeta de crédito (u otros medios), entrega dentro del plazo estipulado o la posibilitad de devolver los productos no deseados.

CONFIRMACIÓN DE LA COMPRA
Debes recibir inmediatamente una confirmación del la transacción. Puede se por medio de un correo electrónico o en un mensaje a tu cuenta personal del sitio web del vendedor, siempre que puedas conservarlo y que el vendedor pueda modificarlo de manera unilateral.

GASTOS DE ENVÍO
En las compras por internet, también tienes que recibir información clara sobre el precio total, incluidos los gastos de envío y otros coste, y reconocer expresamente (pulsando un botón o similar) que tienes conocimiento de todos ellos y que al hacer un pedido tienes obligación de pagar.

GASTOS POR LA UTILIZACIÓN DE MEDIOS DE PAGO
Si el vendedor quiere cobrarte por utilizar un medio de pago específico, el importe no puede ser superior a los gastos reales que tiene por el tratamiento del pago.

COSTES "OCULTOS" ADICIONALES
Prohibición de las casillas preseleccionadas:
Cuando compres algo, el vendedor debe darte siempre la posibilidad de aceptar explicitamente cualquier coste "oculto" adicional, como un seguro de viaje al reservar un billete de avión. 
Es ilegal dar por sentado tu acuerdo y utilizar casillas preseleccionadas durante le proceso de compra.

DEVOLUCIÓN DE PRODUCTOS
Cuando compras productos o servicios por correspondencia, teléfono, fax o internet a un vendedor profesional establecido en la UE, tienes derecho a devolver los productos no deseados en un plazo de 14 días a partir de su recepción.