lunes, 12 de noviembre de 2018

SEGURIDAD DE LOS ORDENADORES

El uso cotidiano de internet ha aumentado enormemente las posibilidades que nuestros ordenadores se “infecten”.
Sin darnos cuenta, podemos instalar cualquier malware (del inglés malicious software, programa malicioso) descargando algún archivo, abriendo un e-mail sospechoso o accediendo a una página web poco fiable. Hay que tener claro que detrás de la creación de cualquier malware hay
alguien que pretende dañar nuestros equipos y perjudicarnos o sacar algún provecho.

Existen unas precauciones mínimas para reducir ese riesgo:

  • Instalación y actualización de un buen antivirus que ayude a proteger nuestro ordenador de posibles amenazas. El antivirus detecta la amenaza, aislando el malware y, finalmente, eliminándolo completamente.


  • Evitar abrir correos electrónicos sospechosos aunque vengan de una persona supuestamente conocida ya que con tan solo abrir el mensaje podemos activar el malware. Ante estos correos, es mejor no abrirlos y eliminarlos directamente.


  • Mantener actualizado el cortafuegos o ‘firewall’ evita la entrada de comunicaciones no autorizadas a nuestro equipo y permite las autorizadas. Aunque suele instalarse por defecto con el sistema operativo Windows y se actualiza automáticamente, conviene revisarlo de vez en cuando.


  • Aunque no estemos usando la webcam, si tenemos el ordenador encendido, puede ser activada sin darnos cuenta desde fuera con un malware. Lo mejor es taparla o desenchufarla cuando no la usemos.


  • Eliminar archivos innecesarios en nuestro equipo como las ‘cookies’, formularios de autocompletado, historial de internet, etc., que sobrecargan y ralentizan el equipo. Para ello, se pueden eliminar a través de programa que “limpian” el ordenador de estas instalaciones. También es recomendable hacer formateos regulares del equipo.

  • Si queremos comprar a través de internet es importante hacerlo en páginas seguras y eso lo podemos ver en los enlaces que deben tener este inicio: “https//:” y un símbolo en forma de candado justo antes.

martes, 6 de noviembre de 2018

Consejos para que pagues menos comisiones por tus tarjetas cuando viajes al extranjero

La tarjeta es el medio mas comodo,seguro y barato para viajar al extranjero, usarla sin conocer las comisiones te puede salir caro, si vas a viajar fuera de España te damos estos consejos para que su uso te suponga el menor coste posible.

- La primera duda que nos surge es: ¿Que usar, tarjeta de débito o de crédito? 
Las tarjetas de débito te permiten usar del dinero que tengas en tu cuenta.  Cuando realizas un pago con ellas el dinero se descuenta de tu saldo y si lo gastas no puedes usarla hasta que no repongas el dinero.
Las tarjetas de crédito te permiten disponer de un dinero que no tienes, algunas te adelantan el dinero para que realices tus compras durante un mes y debes pagar la deuda a principios del mes siguiente. Otras te permiten financiar cualquier compra en plazos, similar a un préstamo, recuerda que normalmente tu banco te cobrará unos interés por este servicio y otros una comisión. 
Si viajas al extranjero la mas barata será siempre la de débito. Pero nunca esta de mas llevar una tarjeta de crédito pues puedes necesitarla ante cualquier urgencia. 

- El destino también influye en las comisiones que te cobraran. 
Si viajas a la zona euro solo tendrás que pagar comisiones si sacas dinero del cajero, pero nunca por pagar en comercios o restaurante. Pero si vas a países con distinta moneda que el euro siempre tendrás comisiones tanto como por pagar como por sacar dinero, todo dependerá de la operación que realices. 
Los países fuera de la zona euro no tienen ninguna limitación en cuanto a las comisiones pero en la Eurozona deben respetar unas normas:
En cajeros de tu mismo banco no pueden cobrarte más de lo que se aplica cuando estas en España. 
En cajeros de otras entidades, la comisión no puede ser mas alta que la que pagas ya en España por sacar en cajeros de otros bancos. 

- Es mejor pagar en efectivo para ahorrarte las comisiones pero sino tienes, paga con tarjeta bancaria cuando sea posible, la comisión variable por tipo es la misma que al sacar efectivo, pero te ahorras la comisión fija por retirar dinero. 

- Si necesitas sacar dinero elige una cantidad alta, reduce el numero de retiradas. Es mejor sacar 200€ que hacer dos de 100€, así te ahorras la comisión fija. 

- Viaja con dinero en efectivo para cambiar en el lugar de destino, solo tienes que tener cuidado con los carteristas. Oculta bien tu dinero. 

 - Normalmente es mas caro pagar con la tarjeta y sacar dinero por lo que llévala como ultimo recurso. 

- Si vas a estar mucho tiempo en el extranjero, tienes opciones tanto para sacar y pagar dinero, sin pagar nada. 

- Avisa a tu banco que vas a viajar, sobre todo si vas a un país donde la moneda es mas débil, esto evitara que te bloqueen de forma automáticamente la tarjeta por solo sacar dinero. 

-Es aconsejable llevar una segunda tarjeta y una reserva de efectivo, te vendrá bien por si tienes algún problema o para pagar en comercios donde no acepten tarjeta. Distribuye esta reserva por tu equipaje. 

- Existen tarjetas sin comisiones para sacar dinero en el extranjero. 
Hoy en día hay bancos que cuentan con tarjetas de débito con la que casi no se pagan comisiones por sacar dinero en el extranjero,infórmate bien. Cada una tiene sus condiciones que hay que tener en cuenta y por ello deberás consultarlas. Recuerda que para poder optar a una de ellas tendrás que contratar una cuenta en el banco correspondiente.